Inventado en un pequeñito pueblo de calles empedradas y con clásicas destilerías entre casas modestas, cuna de los mejores tequilas del mundo. Este pueblo no podía ser otro que Jalisco, donde se encontraba un bar llamado La Capilla, uno de los bares más antiguos del lugar, regentado por  Don Javier Delgado Corona, nieto del propietario originario del bar, al que históricamente le atribuyen su invención. También hay otra posible procedencia, escrita en el libro “Cócteles Populares de Rio Grande”, escrito por Evan Harrison, a quien se le atribuye también la creación del mismo. Quizás sea uno de los pocos cócteles donde conseguimos despertar todas nuestras papilas gustativas, ya que tenemos amargo del pomelo, dulce del sirope, acido de la lima, y esa punta de sal en el borde de la copa para completar esa explosión de sabores.

Ingredientes

Tequila Don Julio Añejo / Zumo de Pomelo rosa Jarritos / Zumo de lima / Sirope de Agave / Refresco de Toronja